Desabilitar precarga

Efectos del HIIT sobre grasa abdominal, visceral y total

Efectos del HIIT sobre grasa abdominal, visceral y total

El entrenamiento interválico de alta intensidad (HIIT) se ha propuesto como una alternativa al entrenamiento tradicional de tipo continuo, especialmente por el ahorro de tiempo que conlleva, además de por otras distintas respuestas y adaptaciones asociadas a la alta intensidad. Recientemente se han publicado los resultados de un metaanálisis (Maillard y col, 2017; Sports Med 10-nov) cuyo objetivo fue valorar la eficacia del HIIT en la reducción de la grasa total, visceral y abdominal en adultos sanos con peso normal y personas con sobrepeso u obesidad. Se seleccionaron 39 estudios que implicaban a 617 sujetos (edad media: 38,8±14,4 años; 52% mujeres). Los resultados mostraron que el HIIT redujo significativamente la masa grasa total, visceral y abdominal, sin diferencias entre sexos. Por otra parte, el HIIT aplicado en carrera se mostró más eficaz que sobre bicicleta en la reducción de la grasa total y visceral. La mayor intensidad del HIIT (>90% FCmax) se mostró más eficaz en la reducción de la adiposidad total, mientras que menores intensidades incidieron más sobre grasa visceral y abdominal. Los autores concluyen que el HIIT se muestra como una alternativa de ejercicio muy favorable en cuanto al tiempo invertido, siendo eficaz en la reducción de los depósitos de grasa, incluidos visceral y abdominal.

La eficacia del HIIT en relación con la pérdida de grasa corporal no está en entredicho, como tampoco lo está cualquier modalidad de ejercicio que se aplique en personas con sobrepeso u obesidad, todo ello cuando se examinan los efectos obtenidos en 6-8 semanas de aplicación que suelen ser los periodos más habituales en los que se desarrollan la mayoría de los estudios, y además se acompaña de una dieta. Otra cosa es, el examen de la efectividad del HIIT a largo plazo (1-3 años), que es realmente lo importante. Aunque no hay estudios que hayan examinado este aspecto, es de suponer que los resultados serán similares a los observados al aplicar ejercicio continuo, esto es, poca eficacia del ejercicio por si mismo (sin control de la dieta) en la reducción de la grasa corporal.

Tomado de

Share: