Desabilitar precarga

LA INDUSTRIA DEL CICLISMO

LA INDUSTRIA DEL CICLISMO

Se trata de una industria gigante y poderosa cuyo conocimiento y retraso en las mediciones lleva varios años.

A propósito de la iniciativa nacida en nuestro programa Centro Deportivo  de Antena 2 sobre la necesidad de evaluar y conocer lo que es la industria del deporte en Colombia, han surgido inquietudes, opiniones y al día de hoy, más preguntas que respuestas que  nos llevan a identificar el inmenso vacío que existe en esta materia en el país en cuanto a medición, cifras estadísticas, impacto económico, etc.

La gran pregunta para resolver es la manera como en Colombia, al igual que en  otros países, el deporte se entiende como  un componente  fundamental en todos los aspectos de nuestra sociedad, incluyendo la forma  como esta industria hace parte  de la economía del país, para no hablar  de cómo influye en lo social,  analizando no solamente  el deporte de alto rendimiento sino aplicando en toda su extensión la palabra deporte a todos los niveles de una sociedad y su desarrollo.

Se trata de una industria gigante y poderosa cuyo conocimiento y retraso en las mediciones en Colombia lleva varios años y medirla o “cronometrarla” no es cuestión de unos pocos, ni de unos cuantos días o  semanas. Tal vez de un par de años para hacerlo bien.

Se  me ocurre que una de esas herramientas para tratar de iniciar el camino sería la de hacer un censo total por cada disciplina deportiva y pongo como ejemplo el ciclismo que, paradójicamente, no solo es el más importante del país, sino uno de los más practicados, pero el conocimiento estadístico que tenemos de él en cuanto a sus cifras económicas no corresponde con lo que significa para nuestro país.

Para iniciar, comenzando en orden, sería bueno preguntarse cuántos practicantes tiene el ciclismo en Colombia a todos los niveles, desde la niñez y juventud, madurez y edades mayores, hombres y mujeres. Esto para determinar cuál es el número de bicicletas que ruedan por el  país y por ende determinar cuántos uniformes, componentes y  accesorios  se consumen y necesitan para millones de usuarios y practicantes cada año.

Esto conecta automáticamente con  la cantidad (desconocida) del número  de  almacenes, tiendas, talleres, fábricas de ropa, importaciones (casi todo) y exportaciones (ropa, principalmente).

Y hablando del deporte del ciclismo, como deporte de alto rendimiento, las preguntas –muchas sin respuestas-  nos llevan a indagar por la cantidad de ciclistas que compiten, la cantidad  y costos de equipos y patrocinadores, los salarios,  la cantidad y calidad de pruebas y sus organizadores, la inversión publicitaria, más el número de operarios, etc.

Tengo la absoluta certeza de que nadie está hoy en condiciones  de presentar cifras concretas en ninguno de los aspectos anteriormente relacionados con el ciclismo como componente de la industria del deporte y seguramente así se cuentan las demás actividades deportivas que se practican en calles, parques, coliseos, estadios, gimnasios, polideportivos, pistas y canchas  que tenemos en Colombia.

Sin embargo, aún nos encontramos ante la enorme dificultad que significa  encontrar el camino para lograr ese objetivo, lo que implica definir un procedimiento, mecanismo , entidad, comisión u oficina  que permita –sabiendo que es una cuestión de meses y hasta de un par de años- , llegar a un punto en donde  el acopio de información sea tan preciso y veraz que de verdad permita establecer esas cifras tan vitales y necesarias  en el desarrollo y economía de una país, como ya está demostrado en muchos países de Europa y algunos de nuestro continente pero que, lamentablemente,  hay que reconocer y aceptar nuestro atraso en este aspecto.

Así las cosas, la loable iniciativa de CENTRO DEPORTIVO de Antena 2 en cuanto a establecer esta realidad, tiene un duro camino para el cual  ya se han establecido contactos al más alto nivel con políticos, gobernantes, ministros,  dirigentes, industriales,  estadígrafos, académicos,  todos los cuales han coincidido en la necesidad de iniciar, sabiendo que nunca es tarde la búsqueda del camino que nos conduzca  a encontrar la VERDAD DEL DEPORTE  COLOMBIANO COMO INDUSTRIA.

 

Tomado de:

Share: